martes, 15 de enero de 2008

¿Por qué dicen Economía cuando quieren decir Finanzas?

¿No os da la sensación de que la prensa, radio y tv económica más que hablar de Economía hablan de Finanzas?. A saber, si comparamos el tiempo o las páginas dedicadas a tratar la coyuntura económica, el porqué de la inflación, de la posible subida o bajada del Euribor, las causas y las consecuencias de que el barril de Brent llegue a los 100 USD, de la política económica de la UE, etc, etc, en relación al dedicado a la bolsa y el estado de los mercados financieros, vemos que es irrisorio. ¿por qué se le llama entonces prensa económica?

Hoy en día hay mucha gente con acciones en bolsa que no sabe nada de economía, pero puede entender las recomendaciones de los analistas respecto a la compra o venta de un determinado valor. Eso, cuando hablamos de la prensa especializada, porque si nos referimos al espacio reservado por radios y televisiones para hablar de economía, después de dedicar unos segundos a mencionar las subidas del IPC y del Euribor, se dedican minutos al estado de las bolsas.

Lo peor no es ya que la gente no sepa(mos) de economía, si no que solo se le de importancia a la bolsa, y es curioso, porque cada vez veo menos relación entre ésta y la buena o mala marcha de la economía de un país. A fin de cuentas, la bolsa se ha convertido en un mero casino, más que en el espacio para la compra y venta de participaciones en empresas, hasta el punto que hay gente que gana dinero apostando a la bajada de un valor o de un índice. Insisto, ¿qué tiene que ver eso con la economía?

En ocasiones, la venta de una participación significativa de una empresa por parte de un fondo de inversión, no porque la empresa vaya mal, si no porque le interese posicionarse en otro valor en ese momento, acaba provocando la caída masiva de un valor, sin que ello refleje que la empresa en cuestión esté bien o mal gestionada, gane o pierda dinero.

Sinceramente, no creo que sea sano para la buena marcha de un país, de su Economía, que estemos más preocupados por el estado de nuestras acciones que por la marcha real y los problemas de la economía.